Despachos Cognitivos

Ya hemos hablado más de una vez, o quizás se lleve haciendo a menudo desde hace tiempo, sobre que el sector legal se está transformando. Hemos hablado sobre la utilización de la inteligencia artificial y de la importancia de la tecnología en el futuro de la abogacía.

Esto nos lleva a la importancia que tiene el conocimiento y todo aquello que está relacionado con él, a la necesidad de “Despachos cognitivos”.

Como dice Sara Molina en su artículo, “un “Despacho cognitivo” es aquel que aprende y se adecua a los destinatarios de nuestros servicios, reinventándose e innovando en base a la experiencia del cliente”.

Embed from Getty Images

Para conseguir esto debemos centrarnos en la gestión del conocimiento enfocada a nuestros clientes, organizarla y poder así adaptar nuestra estrategia y objetivos a los cambios que se nos presenten. Es útil especialmente para esto el “Círculo del aprendizaje a través de la experiencia” creado por David A. Kolb y Roger Fry.

Como también nos explica Sara Molina; “esta teoría del aprendizaje experiencial trabaja a dos niveles: el ciclo y el estilo de aprendizaje:

El Ciclo

Es un ciclo de cuatro etapas. No debe ser entendido como una serie de fases independientes, sino como una progresión cognitiva de unas etapas a otras:

  1. Capacidad de Experiencia Concreta (EC): ser capaz de involucrase por completo, abiertamente y sin prejuicios en experiencias nuevas.
  2. Capacidad de Observación Reflexiva (OR): ser capaz de reflexionar acerca de estas experiencias.
  3. Capacidad de Conceptualización Abstracta (CA): ser capaz de crear nuevos conceptos o ideas por medio de la reflexión o modificación de un concepto abstracto existente.
  4. Capacidad de Experimentación Activa (EA): ser capaz de emplear estas teorías para tomar decisiones y solucionar problema aplicados a la realidad.

El Estilo

Alineadas con éstas cuatro fases y por medio de los cuatro estilos de aprendizaje podemos trabajar sobre la gestión del conocimiento y del talento de todos los que forman la firma.

Conocer nuestro estilo de aprendizaje y el de nuestro equipo nos ayudará a definir los roles de cada uno en la organización, a ser más efectivos y rentables. Para ello organizamos cada una de las etapas del ciclo en cuatro ejes: Experiencia Concreta (EA), Experiencia Activa (EA), Observación Reflexiva (OR) y Conceptualización abstracta (CA) y atribuimos diferentes porcentajes según como seamos en cada uno de los cuadrantes.  El resultado definirá a su vez los siguientes estilos que en ocasiones se entremezclan:

Divergente: Los divergentes tienden a ver los problemas desde muchos puntos de vista diferentes. Su enfoque de resolución de problemas tiende a centrarse en la observación y recogida de datos en lugar de su aplicación. Son personas que prefieren trabajar con un equipo.

Asimilador: Las personas con un estilo de aprendizaje de asimilación están menos centrados en las personas y más interesados en las ideas y los conceptos abstractos.

Convergente: Los convergentes tienen una gran capacidad para la toma de decisiones, pero menos capacidades intrapersonales, basadas en datos analíticos y prefieren tareas puramente técnicas.

Acomodador: El estilo de aprendizaje es “práctico”, y se basa en la intuición más que la lógica. Tiende a resolver los problemas a través de experiencias y prefieren confiar en el análisis de los demás en lugar de efectuar sus propios análisis, tienden a disfrutar de la implementación de nuevas ideas y conceptos”.

Como podemos ver una vez más, la gestión del conocimiento está muy ligada a la gestión del despacho, por no decir que casi parecen lo mismo. No podemos hablar de una sin mentar a la otra.

Fuente: 

– Legaltoday.com. (2017). Los Despachos cognitivos y la gestin del conocimiento como motor para la Innovacin. [online] Available at: http://www.legaltoday.com/gestion-del-despacho/gestion-del-conocimiento/articulos/los-despachos-cognitivos-y-la-gestion-del-conocimiento-como-motor-para-la-innovacion [Accessed 14 Feb. 2017].

Anuncios

Acerca de Paola Agra

Graduada en Información y Documentación y Máster especializado en Patrimonio Bibliográfico por la Universidad Complutense. Profesionalmente me he dedicado principalmente a la documentación jurídica, pero mi pasión han sido, son y serán los libros.
Esta entrada fue publicada en Documentación Jurídica, Publicaciones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Despachos Cognitivos

  1. Victor dijo:

    El único problema es convencer a los Abogados de que existimos, y que somos necesarios… porque en fin, se encuentra por ahí cada cosa…

    Me gusta

  2. Paola Agra dijo:

    Tienes razón, el problema es ese o es al menos lo que yo creo. Pensar que la gestión del despacho es un tema secundario y verlo como una pérdida de tiempo hoy en día es un grandísimo error, y sobretodo es arriesgarse a quedarse atrás en competitividad.
    Un saludo y gracias por tu comentario.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s