Los métodos reprográficos utilizados en archivos (I)

La reprografía la podemos definir como “Servicio o unidad del archivo encargado de realizar la reproducción de documentos a petición de los usuarios, tanto internos como externos a la organización”.

La reproducción de los documentos a día de hoy es muy válida para poder conservar mejor el documento actual, ya que si los investigadores consultan una copia, el documento original no sufrirá daño alguno. Además, el tener varias copias de un documento, multiplica la propia accesibilidad al mismo, ya que podrá ser consultado por varias personas a la vez.

Los método reprográficos son aquellos, por tanto, que con diferentes técnicas reproducen el documento original. Las técnicas de reproducción son:

  • Electrofotografía, con ella se obtienen las llamadas fotocopias. Las fotocopias son legibles a simple vista y reproducen el documento en su tamaño original.
  • La fotografía: la imagen se obtiene con un proceso de revelado, fijado y lavado. Suele ser de dimensiones inferiores al documento original.
  • Microformas: es un derivado de la fotografía. El método más utilizado en los archivos son lo microfilme (formato rollo de 16×35). Estos aparatos permiten también sacar una copia del documento.
  • Técnicas de reproducción facsimilar: es un método mixto entre la fotografía y la impresión.
  • Offset: es un método de transferencia d imagen.

A día de hoy, la reproducción es muy importante no solo para la conservación de los documentos sino también para:

  • Sirve como servicio inmediato de consulta del documento.
  • Preservar los documentos sobre todo más deteriorados.
  • Potencia la difusión.
  • Es una forma de supervivencia del documento, en caso de que original se pierda.
  • Completar fondos de otras instituciones.

Los métodos de reproducción, a largo plazo, son una buena idea de inversión para la conservación del patrimonio cultural, de la memoria histórica de la nación. Siempre hay que estar abierto, a la posibilidad de que pueda pasar algo, que perjudique los documentos originales.

El uso de los documentos originales para consultas de investigación, hace con el paso del tiempo estos documentos vayan deteriorándose por el uso, pierdan parte de lo que una vez en ellos fue escrito, se borren; y una copia temprana del mismo es mejor para que la copia conserve en esencia todas las parte del documento.

Las copias a través de métodos reprográficos, son de alguna forma, el modelo para que investigadores, personas que quieran conservar cosas sobre sus antepasados… puedan tener constancia de esos documentos a través de una fotocopia, un documento electrofónico digitalizado. O simplemente, el hecho de que un investigador por circunstancias variadas, no pueda acercarse todos los días al archivo a consultar los documentos que necesita para investigación.

Continuará…

Nuestra oportunidad llegará…

ISABEL BORRUEL ORTIZ

Hace tiempo realice un artículo de opinión sobre la generación perdida, esa generación de jóvenes preparados cuya única opción parece ser irse fuera de España. Hoy quiero hablaros de los que se quedan aquí. Los jóvenes que han estudiado o están estudiando y ahora buscan cualquier trabajo, esos jóvenes que tienen que quitar titulaciones de su cv para que les contraten como dependientes o cajeros, que le ponen todas las ganas pero que no consiguen una oportunidad.
Estamos en una situación que podemos denominar “la pescadilla que se muerde la cola”, necesitamos experiencia para acceder a las ofertas de trabajo de nuestro sector pero no podemos adquirir esa experiencia porque nadie nos contrata. Hemos realizado becas durante nuestros años de estudios, pero parece ser que eso no es suficiente. Y yo me pregunto ¿Cómo es esto posible si en todas las becas que hemos realizado hemos trabajado como si formáramos parte de la plantilla de la empresa realizando las mismas tareas que nuestros compañeros? ¿Cómo se puede considerar que esto no es experiencia simplemente porque no teníamos un contrato a tiempo parcial, por obra y servicio o indefinido? ¿Para qué han servido estos años de esfuerzo y sacrificio?
Todos sabemos que actualmente el mercado está colapsado de buenos profesionales que debido a recortes se han ido a la calle, contra esto también es difícil competir porque evidentemente tienen más conocimientos y experiencia. ¿Cuáles son nuestras opciones ante esta situación? ¿Seguir preparándonos confiando en que en un futuro esto nos abrirá puertas? ¿Montar nuestra propia empresa?
Conozco un caso cercano de alguien que se dio de alta como autónomo esperando que con la nueva ley de emprendedores le otorgaran la bonificación que en ella se recoge para así poder intentar montar una empresa (ya que no consigue trabajo de otra manera) y cuál fue mi sorpresa cuando la Seguridad Social se la denegó por entender que no puede acogerse a ella, debido a que hace años recibió otra bonificación. Si según la ley hay dos supuestos a los que acogerse y esta persona cumple “el no haber estado dado de alta como autónomo en los 5 años anteriores” y en esta ley no indica ningún supuesto bajo el que cumpliendo este requisito no pueda darse, no entiendo como en ningún momento se le ha aplicado este tipo de bonificación, teniendo incluso que presentar una demanda, cuando la respuesta de la Seguridad Social no indico ni el modo ni la forma en la que recurrir, que esperemos resulte favorable. ¿Pero que hizo esta persona ante esta dura (ya que no es asumible gastar lo que ganas y algo que no tienes, porque estas empezando, en pagar autónomos) adversidad? ¡¡No se ha rendido, sigue luchando!!
Hay otros casos en que los jóvenes que se encuentran estudiando no pueden hacer frente al pago de la matricula ¿Qué les decimos a esos jóvenes? ¿Les decimos que no pueden permitirse el estudiar? ¿Qué se pongan a trabajar? ¿Qué trabajo van a encontrar cuando hay gente mucho mejor formada que también está en el paro?
Lo único que puedo deciros es lo siguiente: ¡¡No os rindáis, sed fuertes!! No os quedéis en casa, acudir a entregar vuestro cv en mano, en algunas empresas no os lo cogerán pero en otras si y lo importante es notar que estamos haciendo algo, si tenéis algún hobby dedicadle tiempo, dedicaros a leer y a escribir, intentad realizar cursos gratuitos, practicad idiomas, trabajad duro para crearos una marca personal. Probablemente no veréis unos resultados inmediatos, ni siquiera a medio plazo, pero debéis plantearos que el día que tengáis una entrevista de trabajo siempre podréis decir: Si, es verdad, no he estado trabajando pero he hecho todo lo que estaba en mi mano para cambiar eso. Soy una persona constante que sin ganar nada ha dedicado su tiempo a esto, simplemente porque he decidido hacerlo así, sin que nadie me obligue, únicamente porque soy capaz de mucho y quiero que eso se vea reflejado.
Como muchos ya sabéis Patricia y yo comenzamos este blog como un medio de mantenernos en contacto con nuestro sector, como una forma de estar al día, nadie nos obligo a nada pero hemos dedicado nuestro tiempo a trabajar duro y ahora empezamos a notar los resultados: las visitas han subido, los usuarios comentan y valoran nuestro trabajo y esto nos produce una gran satisfacción. Hemos ampliado nuestro equipo con Vera y Paola que igual que nosotras no obtienen más que la satisfacción de un trabajo bien hecho y que pelean por su futuro. Por todo esto solo puedo volver a deciros ¡¡No os rindáis, sed fuertes!! Nuestra oportunidad llegará…

Cómo gestionar tu archivo audiovisual personal: catalogación y descripción

 

estrella

Lugar: Instituto Agustín Millares

Modalidad: On-line

Profesorado:

  • Isabel Borruel
  • Patricia Wert

Blog El Documentalista Audiovisual
https://eldocumentalistaudiovisual.wordpress.com/

Precio

80€

Duración: Dos semanas.

Fechas: Lunes, 19 de mayo del 2014

Descripción del curso:
La tecnología digital permite almacenar en nuestros ordenadores y otros dispositivos electrónicos una gran cantidad de objetos audiovisuales cuyo volumen llega a dificultar su gestión. Este curso propone el aprendizaje de creación y gestión de un archivo personal multimedia con nuestras colecciones de fotografías, vídeos y audios.

Objetivos:
El curso posibilitará que los asistentes aprendan a organizar, gestionar y aprovechar, sus recursos audiovisuales personales.

Dirigido a:
Este curso puede resultar de especial interés a profesionales de la información y estudiantes que quieran aprender algunas pautas para organizar los documentos que componen su archivo personal audiovisual en distintos formatos, además de unas nociones básicas sobre su catalogación y clasificación.

Metodologia:
Los contenidos de esta asignatura estarán disponibles en la plataforma de teleformación “Moodle”, que por su sencillez le permite al alumnado un aprendizaje flexible, acorde a sus necesidades. El curso online se compone de dos módulos, un primer módulo general con las pautas básicas de organización y catalogación de imágenes, audio y vídeo, que permitirán al alumnado ir conociendo de forma progresiva las diferentes herramientas para llevar a cabo su proyecto personal. El profesor acompañará las actividades de aprendizaje con tutorías virtuales a través de los foros.

Fuente: Cómo gestionar tu archivo audiovisual personal: catalogación y descripción. Instituto Agustín Millares

 

Filmotecas Internacionales

Cinémathèque française 

Fundada en 1936, se dedica a coleccionar, conservar, restaurar y dar a conocer el patrimonio cinematográfico mundial. Es una asociación privada con sede en el XII Distrito de París, aunque financiada principalmente por el Estado Francés.

Colecciones: La Cinémathèque Française es uno de los más importantes archivos internacionales con más de 40.000 películas. Esta colección internacional cubre casi todos los países productores de películas. La Cinémathèque crece cada año 800 copias aproximadamente a través de la deposición de los productores, distribuidores o cineastas. Además de esto, existen unas Becas asignadas por el Ministerio de Cultura para salvar a cerca de 200 películas al año seleccionando de forma prioritaria las películas de nitrato por su fragilidad. Entre los objetivos de la Cinemateca está enriquecer los fondos con la presentación de obras contemporáneas y la adquisición de obras clásicas a través de copias restauradas en el extranjero.

Además de la colección cinematográfica, encontramos una colección de dispositivos, incorporada desde 1938, contiene piezas de los siglos XVIII y XIX (linternas mágicas, cajas de ópticas, etc.), muchos proyectores, cámaras fotográficas… provenientes de todo el mundo. El fondo, que también incluye colecciones de dispositivos del Centre national de la Cinématographie, contiene 4.000 máquinas, linterna mágica 12.000 placas, 6000 patentes, archivos, etc.. la colección de dispositivos permite rastrear, casi paso a paso, la evolución de la técnica cinematográfica internacional.

A lo largo de su vida, Henri Langlois, fundador de la Cinemateca, con la ayuda de Lotte Eisner, puso su energía e intelecto para construir una colección de trajes, objetos, dispositivos, dibujos, modelos, carteles, etc. La Cinemateca tiene la posibilidad de mantener entre sus tesoros el cráneo de Psicosis de Alfred Hitchcock, parte de los engranajes de Los últimos días de Chaplin, el paisaje del gabinete del Dr. Caligari, varios vestidos de Louise Brooks, de Vivien Leigh en Lo que el viento se llevó o el más reciente de Isabelle Adjani en La Reina Margot. La Cinemateca continúa enriquecimiento de estas colecciones, en recibir donaciones, depósitos, o por la adquisición de monedas raras.

Fondos: Para consultar el catálogo debemos ir a Ciné-ressources donde nos sólo se pueden consultar los fondos de la Cinémathèque, sino los de La Cinémathèque de Toulouse y La Cinémathèque euro-régionale Institut Jean-Vigo.

American Film Institute

El American Film Institute es una entidad cinematográfica estadounidense, independiente y sin fines de lucro, cuyo cometido es conservar el material cinematográfico y rendir homenaje al mismo.

Además de conservar películas estadounidenses, AFI tiene la base de datos online más grande sobre cine norteamericano incluyendo entradas sobre casi 60.000 largometraje y 17.000 cortometrajes producidos desde 1893.

Filmmuseum Berlin

La Cinemateca Alemana inició su labor en  febrero de 1963. La Cinemateca Alemana ha archivado copias de películas indispensables y materiales cinematográficos históricos tales como programas de cine, carteles, arquitectura y bocetos de vestuario, fotos, guiones y otros documentos.

Fondos: La misión del departamento de Filmoteca es recopilar, indexar, recuperar y preservar las producciones nacionales e internacionales de cine. En la actualidad, la colección incluye 13.000 títulos – producciones desde 1895 hasta la actualidad: largometrajes, documentales, películas experimentales, películas caseras y animaciones.

La colección no pretende ser exhaustiva. Más bien, las películas son seleccionados como ejemplos de obras artísticas y documentos históricos – y del desarrollo del medio.

La colección forma la base para la exploración de la película. Las películas que han sido preservados están disponibles para las proyecciones en salas de cine o pueden ser vistos con fines de investigación.

Las películas pueden ser tomados de la Distribución de Cine de departamento o reservar para visitas in situ.

NFB – ONF (National Film Board of Canada)

Es una organización pública canadiense que tiene el objetivo de producir y distribuir películas para promover el país alrededor del mundo. El NFB es reconocido por sus documentales y por sus cortos animados, muchos de los cuales han ganado el premio de la academia.

NFB se caracteriza por la libre disposición de sus fondos que se pueden ver en la web y disponer de ellos por un módico precio. Por esta razón, la Federación está trabajando para digitalizar toda su colección de más de 13.000 títulos, de hacer estas obras accesibles como nunca antes y preservarlas para el futuro. Este trabajo se inició en 2001 con la ayuda de un programa del Departamento de Patrimonio Canadiense.

Catálogo: Tiene un catálogo extenso que permite ver las películas online.

Steven Spielberg Jewish Film Archive

Fue fundado a finales de 1960 por el profesor Moshe Davis y otros historiadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén. El primer director fue el fallecido Dr. Geoffrey Wigoder y el Archivo originalmente llevaba el nombre de su primer donante, el empresario iraní Abraham F. Rad. En 1987 se recibió una generosa donación de Steven Spielberg y el Archivo fue nombrado después de que el director de cine estadounidense, cuyo continuo interés en nuestras actividades es una fuente de orgullo.

En 1973 la Organización Sionista Mundial (OSM) designa el Archivo como depositario oficial de sus películas. Hoy el Archivo está administrado conjuntamente por el Instituto Avraham Harman de Judaísmo y los Archivos Sionistas Centrales de la Organización Sionista Mundial, y tiene el estatus de una colección especial de la Biblioteca Nacional y Universitaria Judía . Está afiliada a la Federación Internacional de Archivos Fílmicos (FIAF) y la Asociación de Archiveros de Imágenes en movimiento (AMIA).

El Archivo ofrece una amplia audiencia: los productores y directores, investigadores, estudiantes, profesores de la universidad, escuelas, centros culturales, hogares de ancianos, y el público general interesado en el sionismo.

Fondos: Tiene más de 10.000 títulos en cine y video, que constituye una de las mayores colecciones de material de archivo documental judía en el mundo. Las bóvedas contienen material rodado en Israel antes y después de la creación del Estado Israelí en 1948, los registros cinematográficos de muchas comunidades judías de la diáspora y de dos colecciones especiales relativas al Holocausto.

The British Film Institute

El BFI mantiene el mayor archivo de cine del mundo. El Archivo contiene más de 50.000 películas de ficción, cerca de 100.000 de no ficción y alrededor de 625.000 programas de televisión. La mayoría de la colección es material británico pero también ofrece algunos materiales internacionales.

*Si queréis información sobre Filmotecas Iberoaméricanas, aquí podéis consultar dos post anteriores.

La Biblioteca Nacional ofrece sus discos perforados, digitalizados.

Como muchos ya sabeis, La Biblioteca Nacional de España (BNE) pone a disposición de los ciudadanos la reproducción sonora de alrededor de un centenar de obras de la colección, discos perforados, que conserva en distintos soportes.

bne

Esta digitalización ha sido posible gracias a un proyecto en colaboración con la empresa Tecnilógica, que genera el contenido musical a partir de la imagen digitalizada convirtiendo en contenido digital sonoro el código de perforaciones presentes en estos documentos. Estos discos sonoros son accesible en el portal de la Biblioteca Digital Hispánica, desde el que la BNE ofrece acceso libre y gratuito a su colección de fondos digitalizados, que ya asciende a cerca de 125.000 obras.

Según indica José Carlos Gosálvez, director del Departamento de Música y Audiovisuales de la Biblioteca, “hace un par de años entramos en contacto con esta empresa de desarrollos tecnológicos y les propusimos que trabajaran en algunos de nuestros proyectos musicales. Y uno de ellos es la digitalización de estos fondos. Les pedimos que nos dieran alguna solución para la digitalización de los discos perforados del siglo XIX que tienen sonido codificado”.

Todo este trabajo tiene una doble función: preservar los soportes y evitar que se deterioren, pudiendo escuchar toda esa colección antigua con más facilidad al subirla a la Biblioteca Digital Hispánica.

bdh

Gosálvez destaca “preludios de zarzuelas, temas populares, operetas, óperas… Como curiosidad, tenemos el Himno de Riego, que con el paso de los años llegó a convertirse en un himno republicano oficial.”

Imagen de la web de la BNE
Imagen de la web de la BNE

La colección de registros sonoros que conserva la Biblioteca Nacional comienza con las órdenes y decretos de 1938 y 1942 de Depósito Legal y de Propiedad intelectual de Obras Fonográficas, que establecen como requisito previo e indispensable para que se lleve a cabo el reconocimiento de la propiedad intelectual “la obligación de depositar el disco en la Biblioteca Nacional”.

En esta colección, es donde encontramos los Discos Perforados. Discos que se utilizaron para la reproducción del sonido en el siglo XIX empleaban aparatos reproductores (los “tocadiscos” más primitivos) basados en mecanismos neumáticos similares al del organillo (como en los modelos Ariston, Ariosa o Herophon) o de caja de música (como en el Symphonion). La actual colección de discos perforados en cartón o en metal de la BNE es de alrededor de un centenar de piezas, todas ellas fabricadas entre 1880 y 1900.

Pero no sólo encontramos este tipo de material en la colección, sino que además, se compone de otros fondos como; Cilindros de cera, Rollos de pianola, Discos de pizarra, Discos de vinilo y Cintas magnéticas. 

Imagen de un disco perforado, Herophone. Imagen de Teknlife.
Imagen de un disco perforado, Herophone. Imagen de Teknlife.

Estas grabaciones sonoras siempre han sido productos muy populares, por lo que tienen gran valor testimonial para conocer la realidad sociocultural de cada época. Las empresas fonográficas y sus distintos sellos reproducen lo que la sociedad demanda y, por tanto, las colecciones históricas de grabaciones son herramienta de investigación imprescindible para sociólogos y musicólogos, además de ser realmente interesantes para la sociedad en general.

Uso de secuencias de película para ilustrar noticias por lo servicios informativos de una emisora de televisión regional

Hace poco hemos tenido acceso a un artículo que nos ha resultado especialmente interesante y no hemos podido resistirnos a compartirlo con vosotros.

Publicado en El profesional de la información de este mes: “Uso de secuencias de película para ilustrar noticias por lo servicios informativos de una emisora de televisión regional” de Lourdes Castillo-Blanco, Concha Soler-Monreal y Milagros Rodríguez-Armendo.

Este artículo es un estudio sobre el uso de este tipo de imágenes para ilustrar temas no relacionados con la producción cinematográfica. En el cuantifican y analizan el uso de este tipo de imágenes, explican la metodología empleada y los datos se han analizado diferenciando por la temática para la que son utilizados y exponen sus resultados.

Queremos destacar los siguientes puntos:

  • Podemos considerarlas como  fuentes informativas indirectas o secundarias que en muchos casos se usan como imágenes de recurso en piezas o programas informativos.
  • Cuando se solicitan este tipo de imágenes no hay un criterio determinado o unas pautas a seguir por lo que normalmente se recurre a la habilidad del documentalista, que puede buscar la información siguiendo su propio criterio o consultando bases de datos que ofrecen clasificaciones temáticas.
  • Debemos tener en cuenta que el uso de imágenes de informativos se caracteriza normalmente por su inmediatez, por lo que el documentalista debe tener conocimiento sobre las bases de datos que debe consultar y su funcionamiento (aquí podéis consultar algunas bases de datos que os orientaran o proporcionaran información sobre películas y cine ).
  • Es indistinto el uso de material de películas completas o de su material promocional según se ajuste a nuestros requerimientos y es importante no olvidar los derechos de autor, aunque como indican en el articulo si los extractos no superan los 20 segundos pueden utilizarse sin necesidad de tramitar un permiso.

I Jornadas de Fotografía Social

La Fundación Vicente Ferrer y el Institut d’Estudis Fotogràfics de Catalunya organizan las I Jornadas de Fotografía Social. Estas jornadas se plantean como un espacio de encuentro y reflexión sobre la fotografía como herramienta para abordar contextos de exclusión social desde la mirada personal de diferentes profesionales de la fotografía. ¿Cuál es la responsabilidad y el compromiso tácito de estos profesionales, en concordancia con los agentes sociales?¿existe una intencionalidad explícita de transformar realidades a través de la imagen?

Participarán profesionales y organizaciones como Javier Bauluz, Jane Evelyn Atwood, Mugur Varzariu, José Bautista, Toni Segarra, El Periódico, Ruido, GroundPress, Cáritas, Médicos Sin Fronteras y Oxfam Intermón.

  • Lugar:  [La Virreina] Centre de la ImatgePalau de la Virreina, La Rambla 99, Barcelona. Tlf: 93.316.10.00.
  • Fecha: 25 al 28 de marzo de 2014.
  • Entrada: Libre. Aforo Limitado
  • Web: http://jornadasfotografiasocial.com/
  • Programa: 

Martes 25 de marzo
19:00h. – 20:00h. Javier Bauluz
20:00h. – 21:00h. Mesa de experiencias: “Fotografiar la proximidad: el olvido de la exclusión y la pobreza”. Participantes: El Periódico, RUIDO, Cáritas.

Miércoles 26 de marzo
19:00h. – 20:00h. Jane Evelyn Atwood
20:00h. – 21:00h. Mesa de experiencias: “¿Fotografía documental como nexo publicitario?” Participantes: Médicos sin Fronteras, Toni Segarra, Fundación Vicente Ferrer.

Jueves 27 de marzo
19:00h. – 20:00h. Mugur Varzariu
20:00h. – 21:00h. Mesa de experiencias: “Documentos: narrar la acción social a través de la fotografía” Participantes: GroundPress, Oxfam Intermón, Fundación Vicente Ferrer.

Viernes 28 de marzo
19:00h. – 21:00h. José Bautista
“El multimedia en la fotografía documental, humanitaria y de denuncia social”

  • Organiza:

logo_iefc vicente-ferrer

La Virreina

#fotosocial2014

Encuentros con la historia de la fotografía. El siglo XX (II): la imagen de la experiencia. Fundación Mapfre

cartela-miercoles19_tcm164-35458

Lugar: FUNDACIÓN MAPFRE (Sede de Recoletos)

Consulta directa e indirecta de los documentos de Archivo

Consulta: nos referimos a consulta de un documento cuando el acceso al mismo esta admitido o abierto. Para los archivos podemos encontrar dos tipos de consulta: consulta directa y consulta indirecta.

La consulta directa se produce cuando, la consulta es hecha sobre el documento original que queremos. Esta consulta es hecha en la sala que el archivo dispone para tal fin. Normalmente para poder acceder a hacer esta consulta es necesario un carné de investigador que proporciona la institución en base a su reglamento. Esta consulta es gratuita así como la utilización de los instrumentos de búsqueda. Si el documento se utilizara varios días seguidos este no regresa a su lugar de origen sino que queda guardado en el servicio de reserva de documentos. Para poder solicitar la consulta de un documento es necesario rellenar una ficha de pedido por duplicado, donde se han de poner los datos del mismo para ser localizado por el archivero.

Por otro lado, la consulta indirecta se refiere a cuando no consultamos el documento original. Este tipo de consulta por lo general retrasa que el usuario pueda consultar el documento. Estas consultas se puedes hacer a través de varias formas:

  • Por teléfono
  • Por fotocopias o reproducción del documentos a través de microfilm.
  • Por correo (escrito)
  • Por una lista de publicaciones o documentos que hablan del mismo documento.

Este tipo de consulta es en muchos casos difíciles de responder, por ello se requiere que el archivero tenga gran conocimiento de los documentos existentes en su archivo y conocimiento variado de las distintas épocas.

En lo que se refiere a las consultas y los préstamos, podemos decir que los préstamos de los documentos varían en función de las normas de la institución.

Para las consultas directas y en caso de que la institución de permiso, el documento original podrá ser prestado y sacado fuera de la institución, rellenado una ficha de préstamos, el archivero llevará un registro de los documentos prestados.

Por el contrario, en lo que se refiere a la consulta indirecta, el documento original nunca es prestado, sino que se presta de alguna manera un servicio especial de fotocopias que reproducen el documento exacto y es lo que se envía al usuario. El archivero también ha de llevar un inventario de estas copias. Estas son copias simples, copias certificadas o certificaciones.

Entrevista a Eugenio López de Quintana. Director de documentación en Antena 3.

¿Qué has estudiado?

Yo he estudiado Geografía e Historia y con posterioridad un curso de Postgrado en la   Facultad de Ciencias de Información hace ya bastantes años, entonces era prácticamente  la única vía para estudiar Comunicación en Madrid.

¿Cómo definirías la figura del documentalista?

Como  una persona que se encarga de gestionar información, en el sentido de que puede canalizar la información que entra en una organización, organizarla para que luego pueda ser recuperada y eventualmente si la búsqueda en este caso es intermediada proporcionar esa información cuando se necesita  para su tarea concreta.

¿Por qué crees que la documentación es importante?

Porque hay un exceso de información y mucha desinformación, no es necesario guardarla toda y por lo tanto es necesario que alguien haga la selección de la información  más pertinente,  y luego porque al fin y al cabo la documentación  está relacionada con la necesidad de  información o más bien con cubrir esa necesidad, y la necesidad de información es vital para cualquier actividad que podamos imaginarnos ahora mismo.

¿Cómo o de qué forma realizas tu trabajo?

En este momento yo desarrollo sobre todo  labores en el diseño  de procesos de sistemas de información, flujos de trabajo entre áreas y funciones que tienen que ver con el traslado y el tránsito entre una documentación y una producción de analógico a una producción y una documentación digital.

¿Qué conocimientos consideras imprescindibles para desarrollarte como documentalista?

Como documentalista depende mucho de en  que ámbito se trabaje, pero uno de los requisitos seria conocer bien la estructura de la organización a la que se pertenece o si uno es freelance  la estructura de la organización o la persona para la que se trabaja eso es fundamental, y luego hay que conocer recursos para recuperar información en el caso de que uno se dedique solo a buscar información para otros. También es muy importante y cada vez más conocimientos, conocimientos  para tratar la información y sobre todo tratar la lingüística que hace posible recuperar la información, hoy por hoy la lingüística  y conocimientos de lingüística son prácticamente imprescindibles  para organizar los metadatos que luego sirven para recuperar la información en un repositorio en un sitio digital.

¿Qué diferencias formativas y laborales ves entre los profesionales de la documentación actualmente y hace  diez o quince años?

Entre la formación que se recibía hace quince años y la que se recibe ahora evidentemente hay una distancia que está muy marcada por las tecnologías, pero, si puedo ser un poco critico en esto, creo que la formación todavía, la formación académica, la formación  que recibe un futuro profesional  de las instituciones formativas académicas en España creo que todavía no ha dado el paso definitivo para formar un profesional que es el que  demanda el mercado. Lo que faltaría aquí  es diferente en función de qué tipo de especialidad  se elija, pero hay algo fundamental que es conocimiento sobre la estructura empresarial  sobre como un Documentalista tiene que ser útil para esa estructura, esa sería una, una segunda cosa que echo de menos en la formación que debería estar y  no esta, es la formación de entrada  al auto empleo, a la innovación, a la capacidad de generar  proyectos y no solo esperar un trabajo por cuenta ajena, y quizás otra cosa que  faltaría, con la que pega la formación seria la flexibilidad, que la formaciones no fueran univoca y monolítica, sino que la formación debía implicar también una opción de transgredir los límites de la propia formación y saber irrigar  con otras funciones, teniendo en cuenta que ahora mismo el mercado no ofrece puestos de trabajo únicos y puros sino puestos de trabajo que tienen mucha irrigación con otras profesiones y creo que la formación en documentación es gestión de profesionales y no se orienta mas a una información muy homogénea no tan híbrida con otras competencias.

¿Puedes explicarnos tareas que hayan surgido y que han desaparecido con el paso del tiempo?

En documentación audiovisual en las televisiones hay una serie de tareas  que antes no existían y ahora existen y otras que podríamos decir que todavía no existen pero que tendrán que existir en el futuro. Las tareas habituales a las que estamos acostumbrados son las tareas  de procesamiento, catalogación, selección pero hay muchas otras tareas que ahora mismo están apareciendo.  Por ejemplo, la posibilidad de anticipar las necesidades creando estructuras de información que los usuarios van a buscar porque lo necesitan, esta sería  una de ellas, a veces es importante conocer las líneas de producción de una televisión  y saber exactamente las necesidades en cada caso, los tiempos, los flujos y anticipar esa necesidad,   esa  sería una de ellas, y  otra relacionada con esta es la creación de estructuras tecnológicas , estructuras de relación entre términos, antologías, relación semántica que permitan luego una búsqueda no experta manejando lenguaje libre, estas dos tareas posiblemente son las que  estructuren el futuro de la documentación en mi opinión en televisión .

¿Hasta qué punto piensas que es imprescindible un documentalista en un medio de comunicación?

Bueno partiendo del hecho de que nadie es imprescindible casi para nada, un documentalista en un medio de comunicación es muy útil porque realiza una labor que por lo menos hasta la fecha es una labor que otras personas otros colectivos no hacían, esta labor consistía en como hemos dicho antes en hacer que la información este accesible, utilizable, recuperable  y sobre todo que se preserve en el tiempo, ahora bien, tenemos que enfrentar también el hecho de que hay medios de comunicación o unidades audiovisuales que no tienen tantos medios humanos como para tener un documentalista que se encargue solo de una tarea. En este sentido un Documentalista como tal  si seria prescindible pero entonces nos aparece la otra figura que decíamos, un Documentalista que sea capaz de hacer otras cosas, en resumen quizás un Documentalista como tal. Una persona que gestiona documentación, sus ideas en un medio de comunicación si es prescindible pero la labor que desarrolla no es prescindible, es imprescindible, lo que pasa es que esa labor a lo mejor está distribuida en otras labores o puede estar realizada por personas que no exclusivamente hacen documentación.

¿Qué fuentes de información consideras importantes para la recuperación de información en un medio audiovisual?

Bueno básicamente hay dos grandes bloques de fuentes de información que son básicas en un medio de comunicación: una es evidentemente la que uno genera, la que el propio centro de documentación genera, puesto que la mayoría de las televisiones se nutren de un tanto por ciento muy elevado de su propia información, y luego hay una segunda fuente de información que es la del resto de archivos audiovisuales del mundo y en este sentido pues todavía hay  mucho camino que recorrer porque hay miles de archivos que se desconocen y que convendría conocer, muchos no están digitalizados, otros son archivos privados que todavía no han salido a la luz , toda esa información oculta es importante para hacer un buen trabajo de búsqueda de información.

¿Cómo  enfrentáis  el hecho que existan lagunas documentales producidas por expurgos no controlados o errores humanos?

Bueno pues eso es una desgracia con la que  en algún momento u otro te encuentras,   normalmente en los últimos veinte, veinticinco años, es raro, que dada la cultura que hay de documentación audiovisual en televisión en España, que eso ocurra. En algunos casos se ha sabido que eso ocurría porque eran momentos en los que los flujos de trabajo o las políticas de archivo no estaban completamente estructuradas, no estaban realmente definidas. Sin embargo ahora aparece una nueva incógnita en esto, una nueva incertidumbre en el hecho de expurgos que no podríamos llamar incontrolados sino mas bien perdida de material que se produce como consecuencia de la implantación de flujos, esto parece una contradicción pero realmente en el  día  a día  de una televisión que recibe mucho material, genera mucho material y concede mucho material, hay una parte pequeña  que corre riesgo de desaparecer.

¿Cómo solucionáis la cuestión del material no localizado? ¿Tenéis alguna política específica  para estos casos?

Bueno una búsqueda de material que no localizamos podría dividirse en dos opciones, que la tengamos en los archivos y no la localicemos lo cual sería sinónimo de mala calidad de mala gestión. Esto debería ser el menor de los casos aunque a veces en los formatos analógicos se daba que una cinta se colocaba en otro lugar y había que hacer un rastreo por las ubicaciones similares para encontrarla. Pero lo que puede ocurrir es que alguien nos pida una información, pueden ocurrir estos casos; puede ser que alguien nos pida una información, esto es muy habitual, que crea que existe y que asegure que existe hasta el punto de que pueda asegurar que incluso hasta la grabo él cuando era redactor, y hemos verificado muchos casos que luego no es así, que al final la información se vio en otro lugar o se vio en otra cadena o era una imagen parecida. Que lo que se busca, no se sabe donde esta o en que archivo pueda encontrarse no, y allí realmente no hay una política establecida, se recurre a la imaginación  o a búsqueda de fuentes similares o mucho a contactos.

¿Cómo ves el futuro del documentalista audiovisual?

Pues el futuro lo veo absolutamente en transición, yo creo que el documentalista audiovisual tal como lo conocemos ahora tiene poco futuro, el futuro de un documentalista audiovisual no pasara por pertenecer a una gran Compañía que le contrata de por vida para hacer labores típicas de documentación y la búsqueda de información, sino que probablemente se trate de un Documentalista que tenga que estar integrado en una Unidad de Producción muy basada en la temporalidad, del estacionamiento de la propia producción audiovisual, por lo tanto muy sometido al mercado de la producción. Con capacidades diferentes a las que hemos mencionado y con una proyección hacia la multitarea que le permita hacer documentación y otras cosas y por lo tanto le permita sobrevivir en Unidades de Producción   muy pequeñas,  que es donde ahora mismo se está produciendo la información audiovisual en España.  Quizás esto entre en contradicción con el modelo de televisión que estamos acostumbrados a ver en pantalla, grandes televisiones con muchos empleados y que parece que es un nicho de trabajo como el que habíamos definido anteriormente y no es así, mucha de la producción audiovisual se produce en microempresas, en pequeñas organizaciones y no necesariamente solo en televisión, sino en todas aquellas instituciones, organizaciones, empresas de todo tipo que necesiten comunicar algo. Este cambio de orientación también lleva a un escenario un poco más arriesgado donde uno no tiene que esperar a que le contraten en una televisión después de una entrevista de trabajo sino que luego tiene que buscar otras vías para encontrar esa actividad profesional.